viernes, 3 de junio de 2011

Playas en el Turismo Rural

Hace unos días me llego una nota sobre turismo rural en las playas españolas, señalando que los clientes que lo habían adquirido tuvieron una gran satisfacción, ya que podían combinar el disfrute de la playa, para una parte de la familia que iba en su búsqueda y lo rural, para la otra parte. De hecho, muchas de los alojamientos turísticos rurales, que se ofertan con playa, ofrecen por lo general, ambos

entornos: uno más verde, enfocado a lo que podríamos denominar su “hinterland” natural y cercano y otro, que se refiere a la playa y el entorno del litoral, ya que la demanda de estos lugares y ofertas, no son los clientes prototipos del “sol y playa”, sino mas bien, los segmentos demanda del turismo rural, que tienen una motivación “verde” o de ”naturaleza”, pero que no son consumidores de esfuerzo (ni mental, ni físico) sino más bien de grandes sensaciones y percepciones, que puedan contar y compartir, a posteriori.

Se puede apreciar también, en muchas webs y portales, como se ofertan casas y hoteles rurales, con playas, pero a cierta distancia de dicho recurso, tanto como 10 o hasta 30 km.

Ya se ha hablado mucho de definiciones y conceptos del turismo rural, que básicamente se resume o se agota, con la definición del “medio o espacio rural” o la “ruralidad” como motivación principal del viaje.

En líneas generales, podemos afirmar que existe un arquetipo, con sus expectativas pre-concebidas asociadas, sobre el paisaje esperado del turismo rural, que no coincide con la playa.

Si bien tanto ecológicamente como paisajísticamente, existe una línea muy definida de transición entre un entorno y otro; los usos del suelo, han transformado ese transecto.
Si hablamos en términos turísticos, me plantearía mucho la denominación de “turismo de interior” identificándolo con el rural, porque además, tengo mis dudas de la percepción de ese término, por parte de la demanda turística.

Creo, que las playas y el turismo rural, no solo son compatibles, sino que ambos, se auto generan un valor añadido, muy relevante, para acceder a un muy importante nicho de mercado, que suele ser además un turismo cautivo y con gran fidelidad.

Arturo Crosby

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Sería efectivamente una combinación ideal pero tal cual están nuestros litorales, masificados a nivel turístico y cementados con tanto "archivador de personas" es bastante complicado encontrar lugares donde playa y mundo rural vayan de la mano
un saludo desde maestrazgomagico.blogspot.com
RAUL

Odette Calvo dijo...

Me dedico a este tandem y funciona!. Un saludo desde Art Rustic a 20 min. de las playas de la Costa de Azahar

Publicar un comentario